text.skipToContent text.skipToNavigation
Mi coche
Búsqueda avanzada

Comprar Regeneración filtro de partículas

1 Productos
*PVP: Precio de venta al publico

Filtros de partículas diésel ¿Qué son?

Un filtro de regeneración o filtro de partículas conocido como DPF o FAP (dependiendo del fabricante automovilístico) es un dispositivo alojado en el sistema de escape que se encarga de atraer las partículas nocivas de carbono generadas por la combustión. Este proceso es capaz de reducir el 99 por ciento de las partículas contaminantes atrapadas en un filtro y eliminarlas mediante el calor provocado por las revoluciones altas y la adición de determinados elementos o sistemas de post-inyección. Así pues, un vehículo moderno de gasoil, dotado de un filtro que opere correctamente, no emitirá el clásico humo negro. A partir de 2009, son de instalación obligatoria en vehículos nuevos en cumplimiento de la norma Euro 5.

¿Es cierto que se trata de un equipo problemático?

Cualquier filtro de regeneración o filtro de partículas FAP, realiza el trabajo de eliminación de las partículas que han sido absorbidas mediante un procedimiento que es denominado "Regeneración". Normalmente, cada 300 kilómetros, inyecta una cantidad algo más elevada de carburante lo que incrementa la temperatura de los gases de la combustión hasta los 600 grados, favoreciendo la incineración. Este proceso, requiere ser realizado durante unos 15 minutos a revoluciones constantes (sobre 2.500) y a una velocidad de unos 60 kilómetros por hora (dependiendo del fabricante). Como el proceso es automático, podemos no percibir que el filtro de regeneración o filtro de partículas se encuentra trabajando. En el caso de apagar el automóvil coincidiendo varias veces con este proceso, se provocan obturaciones en el equipo y se vierten gases nocivos a la atmósfera. Es posible que en estas situaciones además el motor falle. La mayoría de vehículos actuales, cuentan con testigos indicativos del funcionamiento del proceso de regeneración y de la actuación del filtro de partículas. Gracias a esto se evitan situaciones como las descritas anteriormente. En todo caso, si su vehículo está dotado de un filtro FAP, es necesario que comprenda perfectamente su funcionamiento y proceso de regeneración, informándose en el manual de propietario o en el servicio técnico de la marca. Aunque un coche con el FAP dañado pueda seguir funcionando, su reparación es obligatoria. Son verificados por la ITV y su coste no es precisamente barato, por término medio unos 1200 euros, requiriendo en muchos casos el cambio adicional del catalizador.

Compre recambios cómodamente online

Puede adquirir sus repuestos para el filtro de regeneración o filtro de partículas en recambios-express.es. Solo asegurándose de comprender su vehículo y de trabajar con los mejores profesionales conseguirá alargar la vida de los componentes de su vehículo y que siempre trabaje en óptimas condiciones.

Feedback